ONU vs Lolicon

Maur Boer-Buquicchio, enviada especial de la ONU, hizo una petición a la prensa japonesa de retirar del mercado aquellas producciones de contenido sexual (explícito o implícito) con menores de 12 años incluidos.

Cuando se aprobó la Ley Anti-Pornografía Infantil de Japón en 2014 con material de índole erótico con menores involucrados, no habían contemplado los huecos existentes hasta octubre del 2015, cuando esta ley ha logrado extenderse a esos pequeños vacíos que son la posesión y distribución de anime y manga con el género de Lolicon, que posee personajes de este rango de edad o el simple aspecto. Boer, relatora especial del organismo sobre el tráfico de niños, la prostitución infantil y la pornografía infantil, reconoció los avances de Japón en la protección a los niños, pero llegó para prohibir de forma total y absoluta la sexualización de las figuras infantiles.

Al saber sobre la petición, los autores y editoriales no tardaron en manifestarse en contra de la misma por considerarla una forma de censurar una expresión artística, no encontrar diferencia de la realidad y la ficción y una posibilidad de crisis en este género al ser un importante ingreso para Japón. Como respuesta, Boer respondió encontrar, con la cooperación de los medios y el gobierno, el punto medio para permitir la libertad de expresión con el baneo de las imágenes eróticas y pornográficas de niños y niñas como protagonistas.

En Japón hay alquiler de estudiantes como acompañantes de hombres adultos, fotografías y contenido con menores de 12 años, venta de DVD o álbumes de fotos en Internet o tiendas especializadas con fotos de niñas en bikini. En 2014 se registraron 1,828 casos de pornografía infantil y 746 niños involucrados.

Shihoko Fujiwara, responsable de una de las organizaciones que luchan contra la pornografía infantil. No considera pornografía juvenil a pesar de las sugerentes poses, pues se alega que no se muestran sus genitales. Pero estos contenidos, “que claramente están creados con el objetivo de satisfacer la excitación sexual, deberían estar regulados por la ley contra la pornografía infantil”. La legislación solicitada por la ONU, en este caso, permite una mejor protección a los menores en el panorama de Japón.

Cabe señalar que la sexualización de personajes menores de edad (principalmente féminas) o con apariencia infantil, han sido parte de la producción de entretenimiento tanto para el público masculino y femenino que ha conseguido buena aceptación no sólo en Japón, también en otras partes del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s